5 Vestidos para la mamá de la novia

Sin duda la novia es la protagonista de la boda, sin embargo, una de las preocupaciones que suelen acompañar la preparación del evento nupcial es el ajuar de sus seres más allegados, en especial, el de mamá.

4822-ni-horizontal-01

La mamá de la novia será una de los personajes que más acción tenga durante la celebración, y dada la importancia de la ocasión, este es justo el momento para verse radiante.

Las señoras tienen tantas opciones como vestidos de fiesta en los aparadores, por tanto, escoger se puede volver un poco complicado.

Cada quién tiene su gusto, su propio toque y estilo, pero entre las recomendaciones generales de vestidos para la mamá de la novia podemos trazar cinco recomendaciones clave.

Muchas casas de novia también ofrecen vestidos de fiesta. Conoce a los proveedores de Expo Tu Boda en Monterrey y en México.

 

1. Más elegante, menos llamativo

mamá_1

Cuando uno va adquiriendo más años se recomienda vestir con mayor elegancia, usar telas más finas, ser un poco más discreta y evitar las modas escandalosas.

Por ejemplo: La mamá de la novia puede sumarse a la tendencia de los brillos y las lentejuelas en los vestidos de noche siempre y cuando el área llamativa se limite a sitios específicos del ajuar o a pequeños detalles. Un vestido completamente bordado en lentejuelas o con todo el corset cubierto de brillo quizá no sea lo más adecuado.

2. Cubrir imperfecciones

mamá_2

La mamá de la novia va a querer lucir espectacular el día de la boda. Como regla general debe tratar de destacar sus rasgos físicos más bellos y disimular aquellos con los que no se sienta tan cómoda.

Por ejemplo: Habrá señoras que tengan los brazos esbeltos y tonificados, pero puede haber otras cuyos tríceps estén un poco sueltos o quizá con algunas marcas en la piel. Una manera muy eficiente de salir al paso es cubriéndolos con elegancia. En este sentido, los sacos, boleros, chales o vestidos de 3/4 de manga son la mejor opción.

3.  Corto, mediano o largo

mamá_3

Se pueden apuntar tres largos ideales en vestidos para señoras.

Corto: cuando llega justo arriba de la rodilla. No se recomienda subir más para darle un aire formal al evento. Este largo puede funcionar para las bodas de día, los brindis o los enlaces civiles.

Mediano: cuando llega justo abajo de la rodilla o hasta la pantorrilla. Un vestido midi, o largo «Chanel» es ideal para bodas en jardines o haciendas ya que aporta frescura sin comprometer la libertad de movimiento que reduce una falda corta o una muy larga.

Largo: cuando llega de la pantorrilla hacia abajo. Esta es la opción más elegante. Puede funcionar para eventos de día o de noche siempre y cuando se juegue con otros elementos estéticos como el color, el tipo de tela y los accesorios.

4.  Los colores favoritos

mamá_4

En el tema de los colores hay absoluta libertad. Es válido escoger el negro clásico, un rosa pálido, un rojo escarlata o un verde jade. Sea cual sea la preferencia de la mamá de la novia podrá elegir sin restricciones. En este punto, la única sugerencia consiste en observar las generalidades del evento.

Por ejemplo: Si el evento será de día, se prefieren los colores claros o muy vivos. Si, por el contrario, el enlace será celebrado durante la noche, se recomienda inclinarse por tonos más oscuros.

5. Sin perder el estilo

mamá_5

Los tips que se ofrecen tienen la intención de orientar a las señoras en la elección del vestido pero de ninguna manera pueden restringir la personalidad de cada quién.

Si la mamá de la novia siempre ha usado atuendos de vanguardia con mucha seguridad, en este caso solo se tratará de encontrar una opción que concilie su gusto y estilo personal con las necesidades de un evento de la altura de la boda de su hija.

 

Otros artículos