Ventajas de elegir un segundo vestido de novia

¿Por qué conformarse con uno, si puedes tener dos? La tendencia de usar dos vestidos de novia en tu evento es algo que va a seguir de moda durante los próximos años.  Y es fácil saber porqué.

shutterstock_136817804

Es sensacional.

ventaja 1

Si usar un vestido precioso con encajes y brillos te hace sentir muy bien, ¿quién puede resistir la tentación de usar un segundo atuendo? Para darle un poco de orden, puedes llevar un vestido en la ceremonia religiosa y otro en la fiesta, o bien uno en el civil y otro en la ceremonia, cuando son en días diferentes.

Te sientes más cómoda.

ventaja 2

Los vestidos “línea A” o  los “corte princesa” con amplios faldones y velos de varios metros se ven increíbles en la iglesia, pero quizá no sean lo mejor cuando quieres bailar hasta el amanecer en tu recepción. Entonces, te conviene tener otro vestido con el que te puedas mover a tu aire.

Es más práctico.

ventaja 3

Con las horas, un vestido muy estructurado se vuelve complicado: el corset aprieta, batallas para moverte, debes subir y bajar escalones con apoyo y definitivamente necesitas ayuda para ir al baño. Tu segundo vestido, puede ser la salvación.

Tienes un “Plan B”.

ventaja 4
Por increíble que parezca hay novias que sufren accidentes con su vestido de novia. Especialmente cuando están en escenarios poco controlados como jardines o playas. Si  tienes resguardada una segunda opción, eliminarás el estrés.

Logras fotos más padres.

ventaja 5

Puedes tener la sesión oficial de fotos con el vestido más formal y las fotos de la recepción con el que sea más moderno. Así, los recuerdos de tu boda mostrarán más de un look nupcial.

Otros artículos